Este viernes 22 de noviembre, dos Investigadores del Centro INCAR, se presentarán en el Congreso Latin American & Caribean Aquaculture, LACQUA 2019, que se realiza en San José, Costa Rica.
Se trata del Investigador Postdoctoral de la línea “Sustentabilidad Ambiental” (RP4), Dr. Rodrigo Montes, y del Investigador Adjunto del Programa Integrativo del Centro INCAR, Dr. Jorge León, quienes estarán en la sesión “Acuicultura de Salmónidos” con presentaciones orales.
El Dr. León presentará “Paisaje y Salmonicultura en escenarios de Cambio Climático”, estudio en el que también figura como coautores Cristian Echeverría, Rodrigo Aguayo, y la Investigadora Principal del Programa Integrativo de INCAR, Dra. Doris Soto.
“Chile es el segundo mayor exportador mundial de salmón y trucha (año 2018: >630 mil toneladas, >US$ 5,150 millones). Uno de los pilares del crecimiento de esta industria ha sido el acceso a fuentes de agua dulce de alta calidad, provenientes de cuencas dominadas por bosque nativo e influencias por altos niveles de precipitación. Sin embargo, en las últimas décadas el clima y el paisaje han cambiado fuertemente en la zona centro y sur de Chile”, explica el Investigador INCAR y Académico de la Facultad de Ciencias de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (UCSC).
Jorge León añade que “en este trabajo analizamos las cuencas que abastecen a 75 pisciculturas de tierra con el objetivo de cuantificar los procesos de cambio de uso de suelo (CUS); y dimensionar los impactos del cambio climático antropogénico, y los resultados muestran que los procesos de CUS han determinado que las pisciculturas coexistan, cada vez más, con terrenos agrícolas y plantaciones forestales de rápido crecimiento (eucaliptos y pinos). En efecto, en las últimas tres décadas, la superficie de bosque nativo presente en las cuencas analizadas decreció desde un 53% a 43%, mientras las plantaciones forestales aumentaron hasta representar un 12.5% del área total analizada. Así, más del 50% de las cuencas de estudio registraron tasas de deforestación superiores al 1% anual, con valores extremos de hasta un 16.9% anual. En la zona sur la disminución del bosque nativo se asoció principalmente al incremento de matorrales y usos agrícolas. En tanto en la sección norte, fueron dominantes las transiciones hacia plantaciones forestales .
El estudio indica además, que de forma conjunta, durante este periodo, las condiciones hidro -climáticas cambiaron significativamente, registrándose en numerosas estaciones fluviométricas modificaciones en los regímenes hidrológicos y una reducción en la magnitud de los caudales. “El análisis de los Modelos de Circulación General, no es más alentador, proyectándose un futuro cercano más cálido y seco. En concreto, de mantenerse las tendencias de CUS aumentará la exposición y vulnerabilidad al cambio climático de las pisciculturas del centro-sur de Chile, siendo indispensable trabajar en el diseño de estrategias dirigidas a conservar y/o recuperar atributos biogeográficos que maximicen los servicios ecosistémicos vinculados a la calidad y disponibilidad de agua dulce”, explicó el Dr. Jorge Léon.
En tanto, el Investigador Postdoctoral, Dr. Rodrigo Montes, presentará “Indicadores de alerta temprana para el manejo de la Caligidosis en la salmonicultura chilena”, estudio en el que también participan como co-autores el Director del Centro INCAR, Dr. Renato Quiñones, y su subdirector, Dr. Cristian Gallardo-Escárate.
“La fase marina del cultivo de salmónidos se desarrolla en la zona sur-austral , en centros de cultivo agrupados en áreas geográficas denominadas Agrupaciones de Concesiones de Salmónidos (ACS) creadas con fines de manejo sanitario. Estas ACS han alcanzado una elevada densidad de centros de cultivo (72% de los centros se distribuyen en 300 km2). La alta densidad de centros y de salmones en cultivo han contribuido, junto al aumento estacional de la temperatura del agua, a elevar los brotes del ectoparásito (Caligus rogercresseyi) afectando la salud de los peces, y poniendo en riesgo la sustentabilidad de la salmonicultura chilena”, explica el Dr. Montes.
“Para un manejo eficiente y oportuno de los brotes de Caligus es necesario contar con indicadores que den cuenta en forma temprana de un potencial aumento en las cargas parasitarias . Para cumplir este objetivo se realizaron análisis de multiresolución univariados y bivariados de las series de tiempo de abundancia de juveniles (JUV) y hembras ovígeras (HO) de Caligus, y de la temperatura del agua (TEMP) utilizando ondículas (“wavelets”); herramienta matemática utilizada en la epidemiologia moderna para la descomposición y reconstrucción de series, y en la identificación de escalas de variabilidad relevantes”, añadió el Investigador Postdoctoral de INCAR.
“A partir de los resultados obtenidos podemos inferir que: la variabilidad estacional de las cargas parasitarias contribuye a explicar un elevado porcentaje de la dinámica temporal de HO ( ej. 41% en ACS22 );  el desfase temporal entre la temperatura del agua y la abundancia de hembras ovígeras en la ACS22 permite su utilización como indicador de alerta temprana; el efecto de la temperatura del agua en las ACS22 (Fig. 1a) y ACS10 sobre la abundancia de HO no es constante a escala estacional, y que la combinación entre temperatura del agua y densidad de cultivo en la ACS10 genera escenarios de riesgo útiles como indicadores de alerta temprana.

Conoce el programa aquí.

X