Luego de un año de trabajo conjunto entre expertos de la Universidad de Concepción (UdeC) y la Dirección de Planificación Estratégica del Ministerio del Exterior, el viernes 24 de enero se dio a conocer en Santiago “Mares de Chile: visión 2040”, informe prospectivo que aborda la importancia geopolítica del océano, su protección y los distintos riesgos asociados a él.
Entre las principales propuestas del documento que fue presentado por el Canciller Teodoro Ribera, junto a la Vicerrectora de Investigación y Desarrollo de la UdeC, Dra. Andrea Rodríguez, y el Comandante en Jefe de la Armada, Almirante Julio Leiva, destaca la creación de un Consejo de Mares y un Sistema Nacional de Monitoreo.
“La Cancillería está consciente del enorme patrimonio que significa el mar para Chile y de la influencia que el mar juega además en la historia diaria. El clima que tenemos está influenciado por el mar, por la corriente de Humboldt; nuestras comunicaciones son esencialmente marítimas, y las comunicaciones por cables, también son marítimas. La gran pregunta para la Cancillería es: cuál será el futuro del mar de aquí a 2040”, planteó el Ministro Ribera, en la oportunidad. El Canciller agregó que es esencial para el futuro “tener una prospectiva del mar que nos haga situarnos no desde la tierra mirando el mar, sino mirando desde el mar hacia el entorno y la tierra”.
El documento se estructuró sobre la base de cuatro ejes de trabajo -océano saludable, océano proveedor sustentable, océano seguro y océano gobernable- a los que expertos de la UdeC aportaron información disponible, proyectando también las necesidades de datos científicos para cada área, explicó la Vicerrectora Dra. Andrea Rodríguez.
“Entre las conclusiones generales de este informe, nos parece destacable que se releve la importancia geopolítica de los océanos que, en el caso de nuestro país, más que triplican el territorio continental. También, se plantea la necesidad de abordar estos desafíos al más alto nivel político, además, integrando la nueva institucionalidad de ciencias, respecto a los mares. Nuestros investigadores trabajaron de forma desinteresada y muy comprometida institucionalmente, así es que estamos muy agradecidos”, apuntó la autoridad académica.
En este trabajo participaron el Director del Centro COPAS Sur-Austral, Dr. Silvio Pantoja; el Director del Instituto Milenio de Oceanografía, IMO, Dr. Osvaldo Ulloa; el Director del Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola, INCAR, Dr. Renato Quiñones; la Académica del Departamento de Oceanografía de la UdeC, Dra. Carmen Morales; la Investigadora del IMO, Dra. Carolina Parada, la Investigadora del Nucleo Milenio Cyclo, Dra. Ignacia Calisto; el Director de INVASAL, Dr. Daniel Gómez; el Académico del Depto. de Oceanografía, Dr.Luis Cubillos; el Investigador Postdoctoral de la línea “Sustentabilidad Ambiental” del INCAR, Dr. Rodrigo Montes y la Colaboradora de nuestro centro, Lilian Troncoso. Junto a ellos participaron también representantes del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación; Subpesca, Sernapesca, Onemi, Subsecretarías de las Fuerzas Armadas, Armada de Chile y Wildlife Conservation Society–Chile.
Reconociendo las cualidades de país marítimo, se desarrollaron cuatro ejes de trabajo: océano saludable (denota los niveles de polución producida por el humano en desmedro de la preservación de los recursos); océano proveedor sustentable (observar en qué medida la producción de commodities marinos chilenos se encuentra acorde con las necesidades del ecosistema); océano seguro (describe el monitoreo a los desafíos externos asociados a los recursos marinos y los sectores más riesgosos en términos de desastres naturales para la población costera); y océano gobernable (localización de los posibles focos de conflicto social asociados al ordenamiento territorial, tanto costero como oceánico).
Descarga el documento aquí

Fuente y fotografías: Comunicado de Ministerio de Relaciones Exteriores

X