" /> Archives | Incar
Investigador INCAR se adjudicó Proyecto FONDECYT-CONICYT sobre Tenacibaculosis

Investigador INCAR se adjudicó Proyecto FONDECYT-CONICYT sobre Tenacibaculosis

El Investigador Principal de la línea “Salud Animal en estados de vida de agua dulce de salmónidos” (RP2), del Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola, INCAR, y de la Universidad Andrés Bello, Dr. Rubén Avendaño-Herrera, se adjudicó uno de los 16 proyectos adjudicados en el Grupo de Salud y Producción Animal de FONDECYT-CONICYT.
El proyecto denominado “Comprehensive study of the biological, genetic, and molecular bases and virulence factors for the causative agent of tenacibaculosis in Chilean marine fish, Tenacibaculum dicentrarchi: An epidemiological approximation for developing prevention strategies”, propone levantar información biológica del patógeno, la cual actualmente se desconoce, siendo este conocimiento imprescindible para que las empresas tecnológicas desarrollen soluciones a mediano y corto plazo. Asimismo, se espera que los resultados del proyecto mejoren las prácticas de cultivos y la toma de decisión, especialmente respecto a las terapias a aplicar específicamente para cada uno de los aislados.
En este sentido, el Dr. Avendaño-Herrera añadió que “venimos estudiando la Tenacibaculosis causada por T. dicentrarchi hace más de 5 años, por lo que no sólo hemos revelamos su presencia en el cultivo de salmónidos, sino que hemos generado herramientas diagnósticas y más recientemente identificado sus propiedades de biofilm y develado su genoma; sin embargo, queda mucho por conocer”.
Hasta ahora se desconoce cuál es el real impacto de la tenacibaculosis en la producción de peces en Chile, aunque los brotes que originalmente sólo se presentaban en salmón del Atlántico se han extendido a trucha arcoíris y salmón Coho. También se ha aislado en el congrio colorado, una especie que está en proceso de generar su cultivo en Chile. Por tanto, el patógeno pareciera no tener barreras ni falta de pasaporte, ya que presenta una amplia distribución geográfica, desde la Región de Los Lagos, Región de Aysén y, en particular, a la Región de Magallanes. Cabe recordar que la enfermedad causada por Tenacibaculum spp. fue incluida el año pasado en la Lista 3 de las enfermedades de alto riesgo (Resolución No. 2574), clasificación otorgada por estar presente en una o más regiones geográficas de Chile.
Por tanto, en el proyecto FONDECYT Nº 1190283 “nos hemos planteado caracterizar bioquímica, genética y antigénicamente un centenar de aislados de T. dicentrarchi que tienen como origen diferentes peces enfermos, siendo seleccionados aquellos aislados más apropiados para profundizar en sus factores de virulencia. Se espera obtener un conjunto de aislados que sirvan de semilla para la generación de una vacuna”, precisó el Investigador.
“Estamos muy contentos por este logro obtenido, pero también conscientes de la responsabilidad que implica; por eso nos concentraremos en llevar a cabo el estudio comprometido en el proyecto y dar cuenta de los objetivos planteados”, finalizó el Dr. Rubén Avendaño-Herrera.


Dr. Rubén Avendaño-Herrera, Investigador Principal de la RP2.
El estudio permitirá levantar información sobre la Tenacibaculosis, enfermedad emergente incluida el año pasado por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) en la Lista 3 de las enfermedades de alto riesgo.
Centro INCAR destaca en feria de la FCNO y en Fiis Biobío

Centro INCAR destaca en feria de la FCNO y en Fiis Biobío

El Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola, INCAR, participó de dos actividades de difusión científica realizadas en la Universidad de Concepción durante el fin de semana recién pasado.
El viernes 22 de marzo, y en el contexto de las celebraciones por la Bienvenida Mechona organizada por la Facultad de Ciencias Naturales y Oceanográficas de la Universidad de Concepción, el Centro INCAR participó junto al Instituto Milenio de Oceanografía (IMO Chile) y al Algalab, de la Feria de Centros y Laboratorios de la FCNO.
En la oportunidad, el INCAR se hizo parte de la bienvenida con un stand sobre el Caligus y el juego de realidad virtual “Eco Salmonero Ninja”, los que generaron expectación entre los estudiantes y funcionarios de la facultad.
En tanto, el sábado 23 de marzo, el Centro INCAR estuvo presente en el cierre del Festival Internacional de Innovación Social del Biobío (Fiis Biobío), celebrado en el Campus UdeC.
En dicha ocasión, miles de personas y familias se reunieron para conocer de iniciativas vinculadas a la economía circular, inclusión, respeto a los derechos fundamentales y sustentabilidad, destacando entre estas últimas el juego del Eco Salmonero Ninja y el stand de Acuiponía del Centro INCAR.
El sistema llamó la atención de los asistentes, quienes se acercaban para conocer en que consiste la combinación de cultivo de peces y plantas. “La acuiponía es un sistema de acuicultura sustentable que combina los cultivos de peces y plantas hidropónicas, generando un sistema virtuoso que disminuye los desechos de la acuicultura al ambiente y hace un uso eficiente del recurso agua, es decir reduce, recicla y reutiliza”, explicó el Integrante del Equipo Outreach del INCAR, Alvaro Sanhueza.
La actividad que comenzó a las 11:00 horas finalizó con la música de Gepe, a eso de las 22:00 horas.


Feria de Centros y Laboratorios de la FCNO.

Feria de Centros y Laboratorios de la FCNO.

Feria de Centros y Laboratorios de la FCNO.

Feria de Centros y Laboratorios de la FCNO.

Feria de Centros y Laboratorios de la FCNO.
INCAR en Fiis Biobío.

INCAR en Fiis Biobío.

INCAR en Fiis Biobío.

INCAR en Fiis Biobío.

INCAR en Fiis Biobío.
Seminario de INCAR y Salmofood abordó avance en nutrición de peces

Seminario de INCAR y Salmofood abordó avance en nutrición de peces

El pasado viernes 22 de marzo, se realizó en el Hotel Manquehue de Puerto Montt (región de Los Lagos), el seminario “Nutrición y Bienestar en Acuicultura: El camino de la investigación hasta la industria”, organizado por el Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola (Incar) y Salmofood.
En la ocasión, investigadores internacionales y nacionales trataron diversos temas vinculados con predicción de efectos nutricionales, uso de probióticos, estrés en salmónidos, relación universidad-industria, nutrición de salmónidos e investigación aplicada para la salud y bienestar en acuicultura.
La jornada la abrió el Investigador de la empresa portuguesa Sparos –especializada en I+D en nutrición de peces–, Luis Conceição, quien se refirió a la predicción de efectos nutricionales en el performance e impactos ambientales en el cultivo de peces.
El investigador destacó que “siempre que cambiamos un pienso (alimento) habrá un impacto en el crecimiento o en el medio ambiente; eso hay que evaluarlo”. Es por eso que esta compañía ha estado trabajando en diferentes investigaciones, con el fin de profundizar en dichos efectos. Para ello, han utilizado diferentes modelos, tanto bioenergéticos como mecánicos. “Las herramientas de modelación nos pueden permitir asegurar y cuantificar el efecto de los cambios en las formulaciones de alimento acuícola en el performance y sus impactos en el medio ambiente”, sostuvo.
A continuación, la Investigadora Asociada de la línea “Genómica Acuícola” (RP1) del Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola, INCAR, la Dra. Ana Teresa Gonçalves, se refirió a la aplicación de probióticos en dietas de salmónidos, al rol de la nutrigenómica y el futuro de las dietas funcionales.
La Dra. Gonçalves añadió que los probióticos tienen diversos modos de acción. “En peces, trabajamos mucho con lo que conocemos en otros animales y guiándonos por los desarrollos de la medicina”, dijo. Precisó que “los probióticos trabajan a nivel del intestino, por ejemplo, por competencia. Compiten directo con la microbiota que existe, compiten por nutrientes y buscan espacios disponibles excluyendo a otros grupos taxonómicos, en claro antagonismo con otras bacterias y microorganismos. También trabajan a través de la inmunidad. Su presencia tiene que tener la capacidad de estimular la respuesta inmune del hospedador”.
Respecto de por qué no se ha masificado el uso de probióticos en el alimento de salmónidos, mencionó que es porque aún hay varios desafíos, “también tenemos que pensar qué probióticos vamos a usar. Hay muchas bacterias y levaduras que puede servir, pero ¿cuál es el mejor? ¿cuándo los debemos usar?”, se preguntó la investigadora. Es por eso que junto con su grupo de investigación están trabajando para profundizar en todos esos detalles.
En tanto, el Investigador Asociado de la línea “Salud Animal en estados de vida de agua dulce de salmónidos” (RP2), del Centro INCAR, Dr. Juan Antonio Valdés, se refirió al estrés en salmónidos.
De acuerdo con el experto, “el concepto de estrés en los últimos años ha tomado connotación negativa, pero se puede definir como la situación en la cual la homeostasis es modificada debido a la presencia de un agente estresor. Debido a este agente, el organismo responde con una serie de reacciones bioquímicas y fisiológicas con el fin de compensar este cambio y adaptarse a la situación. Puede ser tanto positivo como negativo”. El experto mencionó que la preocupación de su equipo en este momento es analizar los efectos del cortisol (liberado en cuadros de estrés) a nivel muscular.
El segundo bloque partió con la exposición de la académica del centro Ciimar, de la Universidad de Porto, Portugal, Luisa Valente, quien habló sobre “Relación Universidad-Industria: soluciones inteligentes sustentables para problemas en acuicultura”.
Valente hizo un repaso por las tendencias que se están abriendo en este campo, como por ejemplo la adopción de algas marinas para la elaboración de alimentación acuícola, proteínas de plantas, insectos, plumas de pollo, entre otros. “Más ingredientes para elaborar alimentos en la acuicultura es la única forma de garantizar la disponibilidad de peces ante su demanda”, puntualizó.
Finalmente, el jefe de Nutrición de Salmofood, Sergio Castillo, explicó los avances que la firma ha estado desarrollando en cuanto a nutrición de salmónidos. Según lo expuesto, “hemos estado tratando de adaptarnos a las necesidades de la industria, con el fin de seguir contribuyendo a su crecimiento”, destacando lo importante que ha sido para el sector el desarrollo de dietas de alta energía. Estas han contribuido notablemente, junto con otros factores también, a una constante mejora productiva.
“También estamos haciendo varias cosas en nuestro nuevo centro experimental. Allí, hemos hecho ensayos de digestibilidad de nuevas materias primas, pruebas de aditivos que van emergiendo y queremos apoyar sustentabilidad de la industria probando nuevas materias primas emergentes, como la harina de insectos o subproductos de fermentación. Todo con el fin de seguir reduciendo los contenidos de harina y aceite de pescado de las dietas”, manifestó el profesional.
Para este año 2019, Salmofood tiene en sus planes avanzar en una dieta libre de harina y aceite de pescado. “Ya tenemos una dieta libre de harina de pescado, pero esta sería cero proteínas y lípidos marinos, utilizando a cambio fuentes alternativas de Omega-3, como aceites de microalgas”, comentó Sergio Castillo. Añadió que se espera establecer importantes vínculos proveedores de estos ingredientes, así como explorar las posibilidades que ofrece el aceite de canola modificada genéticamente.


De izquierda a derecha: Dr. Juan Antonio Valdés (INCAR), Dra. Luísa Valente (CIIMAR), Dr. Sergio Castillo (Salmofood), Dra. Ana Teresa Gonçalves (INCAR) y Dr. Luís Conceição (Sparos).
Revista Aquaculture Economics and Management reconoce estudio del INCAR como Mejor Paper 2017

Revista Aquaculture Economics and Management reconoce estudio del INCAR como Mejor Paper 2017

La prestigiosa revista Aquaculture Economics and Management premió al estudio del Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola, INCAR, “What can we learn from a sanitary crisis? The ISA virus and market prices” de la Línea de Investigación “Sustentabilidad Socioeconómica” (RP5), como el Mejor Paper 2017.
Para el Investigador Principal de la RP5 y co-autor de la investigación, Dr. Jorge Dresdner, “la distinción reconoce la calidad del trabajo científico en Economía que realiza el INCAR y el tipo de formación que reciben los alumnos, al tiempo que les permite pensar en formación de postgrado posterior y desarrollo de una carrera académica con nivel internacional”, añadió.
La investigación que se basó en el trabajo de tesis de Magister en Economía de Recursos Naturales y del Medio Ambiente del entonces estudiante INCAR, Felipe Quezada, fue publicado en el volumen 21, issue 2, de Aquaculture Economics and Management, en el 2017, determinó que durante una crisis como la del Virus ISA, el precio internacional del salmón no se ve afectado y el mercado sigue siendo competitivo, aunque pueden surgir efectos de sobreproducción.
En los resultados contenidos en el artículo se indica además que los resultados son compatibles con la opinión de que a largo plazo, el precio de importación del salmón del Atlántico chileno está determinado principalmente por el precio de la harina de pescado, que afecta al sistema a través de los costos de producción y no cambia significativamente durante una crisis. Mientras tanto, el lado de la demanda no tiene efecto en el precio porque la curva de oferta es infinitamente elástica en el largo plazo.
“El principal aporte es identificar el espacio que efectivamente tiene la industria del salmón chileno para afectar los precios del salmón en los mercados internacionales. El estudio indica que las posibilidades de afectar el precio del salmón internacional son prácticamente nulas, a pesar de que Chile tiene una gran participación en la oferta de salmón de este mercado. Este resultado se produce porque el mercado es muy competitivo y al generarse una reducción en la oferta de salmón chileno, como ocurrió durante el periodo de crisis del ISA, los precios en este mercado no fueron afectados porque existía oferta disponible de otros países productores de salmón que permitieron estabilizar el precio, substituyendo el producto nacional”.
La investigación también evidenció un comportamiento inestable de precios en desequilibrio.
“Esta podría ser una razón adicional por la cual a los productores les puede resultar difícil ajustarse inmediatamente a los choques de mercado. Sin embargo, de acuerdo con nuestras estimaciones, el proceso de ajuste es muy rápido en el tiempo cronológico; en consecuencia, aunque esto podría generar cierta preocupación sobre el funcionamiento del mercado, no parece tener mucha importancia práctica”, concluye el estudio.
Respecto a si las crisis sanitarias son una oportunidad para la industria el Dr Dresdner señaló “las crisis son una oportunidad para la industria porque para ajustarse a esta situación tienen que revisar e introducir cambios en sus procesos que hacen la producción más eficiente. Estos cambios son de carácter permanente y permiten ofrecer salmón a un precio más bajo para las familias”, concluyó.
Revisa el paper premiado aquí.


La revista Aquaculture Economics and Management premió al estudio “What can we learn from a sanitary crisis? The ISA virus and market prices” de la Línea de Investigación “Sustentabilidad Socioeconómica” (RP5), del Centro INCAR, como el Mejor Paper 2017.

El Investigador Principal de la RP5 y co-autor de la investigación, Dr. Jorge Dresdner.

Felipe Quezada, autor principal del paper “What can we learn from a sanitary crisis? The ISA virus and market prices”.
Investigación realizada por el Centro INCAR evaluó la vulnerabilidad de la salmonicultura chilena al cambio climático

Investigación realizada por el Centro INCAR evaluó la vulnerabilidad de la salmonicultura chilena al cambio climático

Un estudio liderado por la Dra. Doris Soto, Investigadora Principal del Programa Integrativo del Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola, INCAR, se basó en la implementación de un modelo semi-cuantitativo que considera la evaluación conjunta de indicadores de exposición (riesgos), sensibilidad (dependencia económica y social) y capacidad de adaptación (medidas que previenen y mitigan impactos).
El estudio “Salmon farming vulnerability to climate change in southern Chile: understanding the biophysical, socioeconomic and governance links”, recientemente publicado en la prestigiosa revista “Reviews in Aquaculture”, destaca además ser un trabajo interdisciplinario que incluyó, entre otros, expertos en acuicultura, clima y economía del Centro INCAR y el Centro del Clima y la Resiliencia (CR2).
Los resultados obtenidos indican que comunas con mayores concentraciones de producción de salmónidos están más expuestas a los impactos del cambio climático. “El cambio climático sera mayor en la X región y norte de la XI especialmente por reducción de precipitaciones e incremento de temperatura”, explicó la investigadora.
Según Dra. Doris Soto en algunos casos esta condición coincide con una mayor sensibilidad y una menor capacidad de adaptación”. En este sentido “la evaluación de escenarios– realizadas en el estudio-permitieron explorar cambios en la vulnerabilidad producto de modificaciones en las prácticas de manejo y de ordenamiento espacial. Estos resultados debiesen impulsar un mayor debate sobre la generación de políticas destinadas a aumentar la adaptación al cambio climático y la sostenibilidad a largo plazo del sector”, añadió la Investigadora Principal del Programa Integrativo del INCAR.
La investigación se realizó en 8 comunas representativas de la producción de salmones: Cochamó, Puerto Montt, Hualaihué, Chaitén, Castro, Quellón, Puerto Cisnes, Aysén y Puerto Natales, resultando Cochamó, Puerto Cisnes y Quellón como las comunas con mayor vulnerabilidad. En contraste, las comunas con menor vulnerabilidad son Puerto Natales y Puerto Montt.
“Es fructífero discutir dónde surgen estas diferencias. El nivel de exposición en Puerto Montt, una de las comunas con la menor vulnerabilidad, es el mismo que en Quellón y Cochamó, dos comunas con los valores más altos de vulnerabilidad. Por lo tanto, la alta exposición per se no condiciona la situación de vulnerabilidad de la comuna. En este caso, los otros factores (sensibilidad y capacidad de adaptación) que contribuyen a la vulnerabilidad explican la diferencia en el valor obtenido”, resalta la Dra. Soto.
Entre los indicadores de capacidad de adaptación, los investigadores destacan como clave para reducir la vulnerabilidad la existencia de sistemas de monitoreo y alerta temprana transparentes y accesibles, y la zonificación y gestión de la acuicultura basada en el riesgo, considerando la propagación de enfermedades y parásitos.
El trabajo interdisciplinario generó el Primer Policy Brief del Centro INCAR, como una forma de contribuir al desarrollo de políticas públicas para el desarrollo de una acuicultura sustentable. Descarga el Policy Brief 1 de INCAR aquí.
Lea el estudio completo aquí.



X