Durante los días 30 y 31 de octubre se realizó la “IV Jornadas Científicas de Llico: Del Océano al Universo”, en el Liceo Filidor Gaete Monsalve, de la misma localidad costera.
La presente versión estuvo organizada por el Departamento de Astronomía de la Universidad de Concepción, el DAEM de Arauco y el Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola, INCAR, y atendió a más de 250 estudiantes del propio liceo como de otras escuelas del Borde Costero de Arauco.
La iniciativa de difusión y valoración científica, que surgió en el año 2015, incluyó una feria con diversos stand de distintas instituciones que realizan investigación científica en la región del Biobío y una serie de talleres para estudiantes de 8° básico las escuelas de Punta Lavapié, Tubul, Laraquete y el propio Liceo de Llico.
La jornada permitió a los estudiantes del sector relacionarse con su ambiente costero cercano y las maravillas del universo, a través del método científico. “Me gusta que se realicen este tipo de actividades, porque aprendo y juego al mismo tiempo”, recalcó el estudiante Kevin Zambrano, de 4° básico, de la Escuela F 476, “Valle Ramadillas”, quien disfrutó especialmente con el juego de realidad virtual desarrollado por INCAR, “Eco Salmonero Ninja” presentado en la feria científica.
Para la profesora de Kevin, Camila Fuentes Hermosilla, la jornada se ha convertido en un punto de encuentro entre las comunidades alejadas de los grandes centros urbanos y la ciencia, calificándola como una “instancia en la que se democratiza el conocimiento, pues permite a nuestros alumnos y a nosotros mismos como docentes, acceder a información que comúnmente no tenemos o que para conocerla, tendríamos que desplazarnos”, detalló.
Para la presente versión, el Departamento de Astronomía UdeC, preparó dos charlas. La primera de ellas, “La Tierra Perfecta”, trata sobre Astrobiología, las posibilidades de vida en otros planetas y por qué nuestro planeta es nuestro hogar. Mientras la segunda, “Grandes Telescopios”, permite entender el lugar que tiene Chile en el contexto astronómico mundial, al detallar la capacidad de observación de nuestro país y los aparatos de punta que están instalados en nuestro territorio.
“Estamos super satisfechos con la respuesta de los estudiantes que participaron de la actividad. Para nosotros es muy importante acercarnos a las comunidades locales, es una forma de darle vida a la ciencia y que nos permite mostrar a los niños las maravillas que componen nuestro universo”, explicó Marllory Fuentes, Encargada de Comunicaciones del Departamento de Astronomía.
A su vez, el INCAR además del stand de su juego de realidad virtual y de su stand de Caligus, en el que los estudiantes pudieron observar por medio de una lupa al patógeno, el equipo del Outreach del centro compuesto por los Biólogos Marinos, Oliver Alarcón, Pablo Carrasco y Álvaro Sanhueza, dictaron un Taller de Monitoreo Ambiental, diseñado en tres etapas.
La primera fase del taller contempló una charla preliminar dictada por Oliver Alarcón a cada grupo de los liceos asistentes. En esta se explicaba brevemente las principales técnicas de muestreo ambiental en cada una de las matrices que comúnmente se evalúan en los planes de monitoreos.
En una segunda etapa, se trasladó a los alumnos hacia el muelle artesanal de Llico, en donde se les mostró algunos equipos de muestreo oceanográfico (Botella Niskin, Draga Van Veen, Equipo Multiparámetro) y se utilizaron junto a ellos, obteniendo muestras de agua, sedimento y se midió in situ parámetros físico-químicos de la columna de agua.
Por último, en la tercera etapa, las muestras obtenidas fueron llevadas al laboratorio del liceo y revisadas en las lupas y microscopios por los propios alumnos, en colaboración con los profesionales del equipo INCAR, Pablo Carrasco y Álvaro Sanhueza.
“El objetivo de esta actividad fue que los alumnos vivieran todo el proceso de un monitoreo ambiental; la planificación, obtención y revisión de muestras de distintas matrices ambientales, para que se acercaran a la experiencia y la vivieran de manera práctica. Así, ellos podrán comprender la complejidad e importancia de evaluar la condición ambiental de un sector o localidad determinado”, explicó Álvaro Sanhueza.
Desde el Liceo Técnico Profesional Filidor Gaete Monsalve, destacaron la alta convocatoria conseguida para esta versión, lo que indica la consolidación de la actividad, cuyo objetivo es acercar la ciencia y tecnología a la comunidad.
“Es fundamental que sigamos generando este tipo de actividades teórico prácticas en nuestra localidad, ya que contribuyen al desarrollo integral de los aprendizajes y habilidades científicas de nuestros y nuestras estudiantes. Agradecemos a nuestras redes INCAR y a la facultad de astronomía de la Universidad de Concepción, por contribuir con el desarrollo de la ciencia de manera didáctica y entretenida”, resaltó el Coordinador de Ciencias del Liceo Filidor Gaete, Alejandro Friz Urrutia.
“La relevancia de estas jornadas es la posibilidad que se les entrega a los estudiantes de estas caletas alejadas de centros urbanos, acercando la ciencia con sus realidades. Para el INCAR estas jornadas se han transformado en uno de nuestros grandes hitos, por lo tanto haremos todos los esfuerzos para lograr una continuidad de ellas en los próximos años”, afirmó el Encargado del Programa de Outreach de INCAR, Pablo Carrasco.

Revisa nuestra galería de fotos aquí.